Viernes, 10 de julio de 2009

´Por: Raúl Cornejo Coa  (*)

Por primera vez y de manera oficial se celebrará en el Perú este 11 de julio de 2009, el “Día del Docente Universitario”, fecha establecida por la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) mediante la Resolución Nº 234-2009-ANR de fecha 19 de febrero de 2009, firmada por el Dr. Elio Iván Rodríguez Chávez Presidente de la ANR.

La instauración y oficialización de dicha fecha fue solicitada por la Federación de Docentes Universitarios del Perú (FENDUP) a la Asamblea Nacional de Rectores, mediante Oficio Nº 001-2009-FENDUP de fecha 5 de enero de 2009 y luego del trámite administrativo correspondiente fue aceptada la propuesta y oficializada la fecha solicitada, mediante la resolución mencionada.

Aunque no se precisa el motivo por el cual se ha escogido al 11 de julio para celebrar el “Día del Docente Universitario”, en los considerandos de la resolución solo se menciona que “la celebración del Día del Docente Universitario viene efectuándose por tradición en las universidades nacionales, sintiéndose la necesidad de que sea instituida oficialmente”.

Con la incorporación de esta fecha al vasto calendario cívico de celebraciones nacionales, los profesionales de diversas especialidades o disciplinas del conocimiento, que no son Licenciados en Educación o Profesores de carrera y que ejercen la docencia en las universidades públicas y privadas, tendrán en adelante una fecha específica para ser homenajeados y reconocidos en la importante labor que les corresponde desarrollar.

De este modo se marca cierta diferencia con los profesores de la educación básica, quienes tienen instituido el 6 de julio como el “Día del Maestro”, ya que ocurre que algunos estudiantes de nivel superior de buena fe expresaban su saludo a sus profesores universitarios en dicha fecha, pero, a veces les respondían que no son profesores (¿?), sino abogados, médicos, ingenieros, estadísticos, contadores públicos, etc.

No obstante cabe aclarar que, independientemente de la profesión que ostenten quienes ejercen la enseñanza en las universidades, aún sin haber seguido estudios de pedagogía, de hecho asumen la condición de profesores o en este caso de docentes como se les ha denominado oficialmente, ya que esa es la función que desempeñan en las universidades y para eso han sido nombrados o contratados.

Los profesores universitarios se encargan de la enseñanza de asignaturas relacionadas a su profesión (ingeniería, derecho, economía, administración, etc.) y no cuentan en su mayoría con formación pedagógica, por lo cual a veces se escucha decir a los estudiantes: tal profesor sabe mucho, pero no sabe enseñar, no le entiendo, o no sabe llegar al alumno.

La universidad actual ya no es la de antes, donde el llamado “catedrático” era el único conocedor de la materia, disciplina o asignatura que tenía a cargo y su enseñanza se centraba en la transmisión de conocimientos a los estudiantes, bajo ciertos parámetros de rigidez. También es pertinente señalar que los jóvenes de esta generación tienen un comportamiento diferente a los de las generaciones anteriores, por lo que resulta necesario replantear la forma de enseñar, para lo cual el docente universitario debe contar con otros recursos para hacer efectiva su labor.

Es por ello que dado el carácter multidimensional del docente universitario, es necesario el desarrollo de tres dimensiones para el ejercicio de la docencia en el nivel superior y estas son: la dimensión personal, la dimensión disciplinar (conocimiento de su profesión) y la dimensión pedagógica.

En la dimensión personal se busca que el docente universitario aplique la empatía en las relaciones con sus estudiantes, tenga disposición hacia la docencia, ponga entusiasmo en el acto educativo, ejerza motivación, desarrolle una comunicación efectiva, respete a los estudiantes, practique valores morales y sea principalmente un modelo de comportamiento y superación personal.

En la dimensión disciplinar o conocimiento de las materias que enseña, vinculadas a su profesión, los estudiantes buscan en sus docentes el dominio del contenido de las asignaturas, su pertinencia con el entorno laboral y cultural, la jerarquización de conceptos, etc. Con la globalización de las comunicaciones y el desarrollo de la tecnología, ya no podemos hablar de “dueños” o poseedores exclusivos del conocimiento, por cuanto los estudiantes acceden, inclusive con mayor facilidad que sus profesores, a internet donde se encuentra una vasta información, que puede fácilmente ser contrastada con lo que les enseñan en la universidad.

La dimensión pedagógica destaca los rasgos del desempeño docente orientados a la efectividad de la enseñanza-aprendizaje y el logro de las competencias requeridas en los estudiantes. Los principales son: la organización y claridad en la clase, las estrategias de enseñanza, las interacciones grupales, la interacción personal, la forma de evaluar, el mantenimiento de la disciplina, etc.

El desarrollo de estas tres dimensiones permitirá contar con recursos para poder mejorar la practica docente. Tengamos presente que los estudiantes señalan que las clases de los mejores profesores universitarios son“amenas, participativas, significativas, organizadas, novedosas, divertidas a las que da gusto ir. Ellos conocen el tema que enseñan, mantienen el control de la clase, son rigurosos en la disciplina, imprimen entusiasmo y generan interés y agrado en sus alumnos”. ¡FELIZ DIA DEL DOCENTE UNIVERSITARIO!

*(Docente de la Universidad Científica del PerúGui?o.

-------------------000 ----------------------------

 Escrito el 10 de julio de 2009 en la ciudad de Iquitos – Perú – América del Sur

 Para citar este articulo copiar este link:

http://raulcornejocoa.blogcindario.com/2009/07/00013-dia-del-docente-universitario.html


Publicado por raulcornejo @ 22:33  | Efem?rides
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios