Domingo, 26 de julio de 2009

Raúl Cornejo Coa -- 

Hay un personaje loretano que cual Quijote andante y luciendo un chaleco azulino con una pequeña estrella de siete puntas en la solapa, recorre las calles de la ciudad de Iquitos ofreciendo sus obras literarias, con las cuales trata de fomentar la lectura en adultos, jóvenes y adolescentes e impulsar el rescate de los valores morales, tan venidos a menos en los últimos tiempos. Se trata de Don Ezequiel Ángel Alvarado Guevara.

 La última vez que vino a mi oficina a ofrecerme su reciente obra “Daniel Guía de un Ciego”, entablamos una breve charla e intercambiamos impresiones. Así pude percibir su trato amable y educado, su vasta cultura y un cúmulo de experiencias logradas con el inexorable paso del tiempo, pero, principalmente una clara orientación a promover los valores morales en sus conciudadanos.

 Don Ezequiel Alvarado Guevara nació en la ciudad de Iquitos – Perú en el año 1937. Hizo sus estudios secundarios en la Gran Unidad Escolar “Mariscal Oscar R. Benavides”. Se graduó de abogado en 1973 en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue asesor legal del Ejército del Perú y se desempeño también como Juez de Paz Letrado y Juez Penal en la ciudad de Lima, así como otros cargos como Fiscal y Juez en Saposoa, Caballo Cocha, Requena, Provincia de Purús (Ucayali), Ayabaca y Huancabamba (Piura).

Toda la sapiencia y experiencias adquiridas por tan ilustre loretano, al trabajar en diversos lugares del Perú, fueron volcadas en sus interesantes obras literarias, con las cuales narra historias sencillas insertando tradiciones, costumbres y vivencias de nuestros pueblos con una marcada tendencia a fomentar los valores morales y empleando un léxico diáfano, asequible y entendible para todas las edades. Los títulos de sus obras son: “El Precio de una Vida”, “Cirilo el Niño de Oro”, “El Secuestro del Pequeño Carlino”, “Rosa Panduro Heroína de Roca Fuerte” y “Daniel Guía de un Ciego”.

La obra “El Precio de una Vida”, es prácticamente la autobiografía del autor donde relata las diferentes situaciones y peripecias que pasó en los lugares donde trabajó como autoridad. Cuenta además como se recibió de abogado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sin haber terminado la educación primaria.

“Cirilo el Niño de Oro” es la historia de un niño cashinahua, que viaja una hora en canoa para llegar a su escuela y termina la primaria en Puerto Esperanza y para estudiar la secundaria se embarca clandestinamente en un avión de la FAP y así llega a Pucallpa donde sorteando múltiples dificultades estudia técnica agraria. Después de diez años retorna a su pueblo donde es aclamado por sus conocimientos y virtudes, llegando a ser alcalde y con dicho cargo gobernó por muchos años con honestidad, honradez y humildad.

 En el libro “Rosa Panduro Heroína de Roca Fuerte” relata la intervención de una mujer que con coraje y valentía lucha contra los ecuatorianos al lado de su cónyuge Juan Manuel Peñaherrera en la campaña de 1941, cuando las fuerzas del país del norte desde Roca Fuerte atacan las instalaciones peruanas de Cabo Pantoja. Además doña Rosa Panduro demuestra fidelidad hacia su esposo, frente a los requerimientos amorosos de Don Manuel, el caporal de una hacienda del lugar.

 La última obra titulada “Daniel Guía de un Ciego” narra la historia de un niño pobre llamado Daniel, nacido en el populoso barrio de Belén. Su padre fallece y posteriormente su madre tiene un nuevo compromiso, pero su padrastro lo trata mal, por lo cual decide abandonar la casa. Luego viaja en lancha a la ciudad de Yurimaguas, donde se convierte en guía de un ciego quien le enseña las leyes naturales y místicas. El ciego muere y Daniel emigra a Lima, en donde estudia medicina y trabaja para sostenerse. Luego de 20 años regresa a Iquitos y estando desempeñándose como médico en un hospital, atiende y ayuda a un paciente que resulta ser su antiguo padrastro, dando lugar además a un emotivo reencuentro con su madre.

 Como se notará, todos los libros de Don Ezequiel Alvarado Guevara, no solo distraen, sino que hacen meditar y reflexionar a los lectores, ya que abundan en mensajes plenos de valores morales. Y es este tipo de mensajes los que necesitamos hacer llegar a la juventud y a las personas de todas las edades. En sus obras no se fomenta ni exacerba la promiscuidad sexual, ni el consumo de drogas, alcohol, violencia; ni otras miserias que degeneran nuestra condición de seres humanos, las cuales si abundan en muchas obras de otros autores, que inclusive son reconocidos y premiados por su “aporte a la cultura”.

 Por estos motivos considero necesario se difundan mas las obras de Don Ezequiel y para ello los llamados a desarrollar esta laudable tarea serían nuestras distinguidas autoridades, como el Presidente del Gobierno Regional de Loreto, los alcaldes de la Municipalidad Provincial de Maynas, de la Municipalidad de Belén, de Punchana, de San Juan Bautista y de otras municipalidades mas, quienes podrían invertir en la impresión de más ejemplares de dichas obras, para su distribución gratuita a todas las instituciones educativas de Loreto.

 La inversión propuesta podría ser coordinada con la Dirección Regional de Educación de Loreto, para determinar el número de alumnos e instituciones educativas beneficiarias, así como la cantidad de textos que se requieren imprimir, previo reconocimiento de los derechos que le corresponden al autor de dichas obras. De este modo se estaría dotando de más recursos a las bibliotecas escolares y se estaría potenciando el Plan Lector, que impulsa el Ministerio de Educación. La sugerencia esta planteada y solo falta que las autoridades citadas tomen la decisión mas acertada. Los hombres del mañana se los agradecerán.
-------------------------------------------------------------------------------------

Escrito el 26 de julio de 2009 en la ciudad de Iquitos - Peru - America del Sur

http://raulcornejocoa.blogcindario.com




Publicado por raulcornejo @ 18:28
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 26 de enero de 2010 | 21:26
Ta bueno el art?culo.
Publicado por MIR
Jueves, 16 de mayo de 2013 | 19:06

He leído las obras mencionadas y realmente son interesantes, de fácil lectura y comprensión.  Son narraciones sencillas de hechos que tal vez sucedieron en la realidad.