S?bado, 04 de agosto de 2012

Por: Raúl Cornejo Coa -

En el año 1971, durante el gobierno del General Juan Velasco Alvarado y por Decreto Ley Nº 18918, se instituyó el 4 de agosto como el “Día del Juez”, como reconocimiento a la importante labor de quienes se encargan de administrar justicia y para rememorar la obra de los magistrados peruanos que hayan destacado en su función y contribuido al progreso de la cultura jurídica, así como a la evolución social, política y económica de la República.

Esta fecha sirve también para hacer un alto, por parte de quienes ejercen la función jurisdiccional, a fin de que puedan hacer algunas reflexiones respecto al cumplimiento de su labor encargada por la sociedad y el Estado, la cual en esencia consiste en administrar justicia, en todos los lugares de la República, para lo cual constantemente tienen que estar actualizándose, dado que las normas se van modificando, actualizando o se generan otras, conformando una doctrina jurídica compleja.

Según el artículo 138° de la Constitución Política del Perú, la potestad de administrar justicia emana del pueblo y se ejerce por el Poder Judicial a través de sus órganos jerárquicos con arreglo a la Constitución y a las leyes. Dicha potestad se ejerce mediante los jueces o magistrados quienes tienen la atribución o facultad de resolver los diversos casos que son puestos a su consideración, previo cumplimiento de los procedimientos establecidos.

Las facultades con que cuenta un Juez son: resolver los casos y conflictos que se someten a su decisión, ejecutar lo resuelto y recurrir a la fuerza pública para hacer cumplir sus resoluciones. Obviamente que las decisiones a que llegue, deben estar enmarcadas en el ordenamiento jurídico vigente, vinculándose la legitimidad con la legalidad.

Es por ello que la función del Juez es una de las más necesarias para garantizar y coadyuvar a una convivencia civilizada entre seres humanos y por tanto requiere para su eficacia, de ciertas competencias profesionales específicas que garanticen su idoneidad en el cargo a lo cual se pueden adicionar algunas condiciones que parten de lo más indispensable para el buen desempeño de cualquier profesión, como es su calidad personal y valores morales.

Estas condiciones son aún más necesarias de contar por los jueces ya que ellos, además de lo que prescriben las leyes y normas vigentes que fundamentan sus sentencias, cuentan con un aspecto con el cual pueden graduar una sentencia al que se denomina “criterio de conciencia”, que les permite evaluar el caso y resolver en base a dicho criterio, que se halla enmarcado en su experiencia, jurisprudencia, antecedentes del acusado y su percepción personal respecto al asunto por resolver.

Son muchos los cuestionamientos que se hacen a los señores jueces de manera individual o conformando un colegiado, por las resoluciones que emiten dentro del marco de su independencia jurisdiccional. Ante ello los ciudadanos de manera directa o a través de los medios de comunicación social expresan su preocupación por algunas resoluciones judiciales que, por ejemplo, reducen condenas dadas por una instancia inferior, vuelven el caso a “fojas cero”, también por otorgar libertad condicional o absolver a personas sindicadas por las investigaciones policiales como autores de hurtos, robos, delitos contra la vida el cuerpo y la salud, secuestros, corrupción, etc.

Obviamente no todos los ciudadanos están informados del cúmulo de dispositivos legales que rigen la administración de justicia, a los cuales tienen que sujetarse necesariamente los jueces para emitir sus resoluciones, quienes además deben sostener la vigencia irrestricta de los derechos humanos, ya que los acusados tienen expedito el derecho de defensa y si la investigación efectuada o las pruebas no son suficientes, el juez necesariamente tiene que resolver en el plazo de ley, a veces hasta en contrario a las expectativas de los ciudadanos.

Finalmente expreso un saludo a los señores(as) jueces, en especial a aquellos(as) que, respetando el juramento que hicieron al asumir su cargo, cumplen sus funciones con honestidad, compromiso y con sujeción a la Constitución y a las leyes, prestando un importante servicio a la sociedad y emitiendo resoluciones justas en bien de la seguridad ciudadana y la convivencia armónica.  ¡FELIZ DIA DEL JUEZ!


Publicado por raulcornejo @ 2:16  | Efem?rides
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios