Domingo, 11 de septiembre de 2016

Por: Raúl Cornejo Coa -

El 11 de setiembre de 1941, durante el conflicto armado con el Ecuador, ofrendó la vida por la patria el teniente de la Guardia Civil del Perú Alipio Ponce Vásquez, cuando conformaba una patrulla mixta conformada por personal del ejército y de la policía, la cual se encontraba desplazándose a la altura de la meseta de Porotillo, cumpliendo una misión de reconocimiento, donde fueron sorpresivamente atacados por el ejército ecuatoriano, que disparó todas sus armas contra las fuerzas nacionales, diezmándolas rápidamente. El teniente Alipio Ponce Vásquez había tomado anteriormente el puesto ecuatoriano de Carcabón en una riesgosa y heroica operación nocturna.

Alipio Ponce Vásquez, nació el 15 de agosto de 1906 en el anexo de San Lorenzo, provincia de Jauja, del departamento de Junín. Fue hijo de Emilio Ponce y Tomasa Vásquez una pareja de agricultores. Como en su tierra natal se limitaban sus deseos de superación y progreso, tuvo que emigrar a la capital en busca de su destino. Es así que logra ingresar a la entonces Escuela de la Guardia Civil y Policía el año 1924, egresando al servicio con el grado de guardia el 15 de marzo de 1925. Ascendió al grado de cabo el 21 de julio de 1927, para luego alcanzar el grado de sargento segundo el 10 de marzo de 1930, y el de sargento primero el 10 de octubre de 1932.

Siguiendo su anhelo de superarse, se prepara y postula a la Escuela de Oficiales, a la que ingresa el 3 de abril de 1935, más adelante y luego de cumplir satisfactoriamente su periodo de instrucción egresa con el grado de alférez G.C. del arma de caballería el 7 de enero de 1937, pasando a prestar servicios hasta el año 1940, en distintas unidades de la entonces Benemérita Guardia Civil del Perú, una de las instituciones antecesoras de la actual Policía Nacional del Perú. En su labor policial tuvo diversas intervenciones que pusieron de manifiesto su seriedad, diligencia y competencia profesional en abierta campaña contra los enemigos de la ley y el orden.

Siguiendo su línea de carrera ascendió al grado de teniente G.C. el 1 de marzo de 1941, siendo destinado a la localidad de Ayacucho. En ese mismo año se inicia la confrontación bélica con el Ecuador, país que reclamaba como suyas las provincias peruanas de Tumbes, Jaén y Maynas. En esas circunstancias el presidente Manuel Prado Ugarteche dispuso la movilización de las fuerzas armadas y policiales a la frontera norte del Perú. Es así que el teniente Alipio Ponce Vásquez es destacado a la zona fronteriza norteña como oficial de la primera compañía que comandaba el capitán GC Conrado Ruiz Oliva.

Durante el conflicto con el Ecuador también se inmoló el teniente FAP José Abelardo Quiñones Gonzales, la mañana del 23 de julio de 1941, en la localidad de Quebrada Seca quien pasó a la inmortalidad tras ser derribado su avión, no sin antes haber ametrallado exitosamente los puestos militares enemigos y estrellar su avión contra una base  ecuatoriana donde se encontraba su artillería antiaérea. El éxito de las operaciones de avanzada hasta Quebrada Seca, reclamaba la captura del puesto ecuatoriano de Carcabón con todos sus elementos defensivos, que era considerado de valor estratégico por las tropas peruanas.

Para consolidar la captura de Carcabón se organizó una sección de combate al mando del teniente Alipio Ponce Vásquez y se le asignó 30 hombres (entre guardias civiles y soldados). Emprendida la misión, que constituía una tarea ardua y difícil, los combatientes peruanos tuvieron que desplazarse durante el día por unos terrenos desconocidos y expuestos a un gran peligro. Eran ya las 6:00 p.m. del día 25 de julio de 1941 y el teniente Ponce Vásquez no había alcanzado aún su objetivo, el terreno era boscoso y durante la noche era una operación muy arriesgada y difícil, sin embargo siguió adelante y a la 10:00 p.m. atacó y sorprendió a las fuerzas ecuatorianas y tras veinte minutos de reñida y sangrienta lucha, tomó posesión del puesto de Carcabón.

Luego de la exitosa toma del puesto ecuatoriano, al teniente Alipio Ponce Vásquez se le puso el apodo de “El Titán de Carcabón” y su sección pasó a formar parte del Regimiento de Caballería N° 5, que comandaba el teniente coronel EP Hernán López Cárdenas, con su puesto de comando en Pasaje. Ante la amenaza de incursiones armadas de parte del enemigo, se organiza un grupo de reconocimiento compuesto por tres oficiales, al mando del capitán EP Alfredo Novoa Cava e integrado por el teniente Alipio Ponce Vásquez, un alférez EP y 23 integrantes del personal subalterno. La finalidad primordial era constatar la presencia de tropas ecuatorianas en la parte alta del río Jubones, entre Girón y Santa Isabel.

El 11 de setiembre de 1941, el grupo de reconocimiento salió a ejecutar la operación encomendada teniendo un radio de acción de 40 Km., es así que cuando se encontraban a la altura de la Meseta de Porotillo, son emboscados sorpresivamente por el ejército ecuatoriano, que disparó todas sus armas contra las fuerzas nacionales; dándoles muerte durante una emboscada, entre ellos al teniente Alipio Ponce Vásquez quien muere en acción de armas por las ráfagas de las ametralladoras, quedando sólo vivos los sargentos segundos César Novoa Cava del Regimiento de Caballería N° 5, y Emiliano Tapia Díaz de la Policía, no sin antes vender cara su derrota como lo hicieron sus demás compañeros.

En reconocimiento al patriotismo demostrado por el teniente Alipio Ponce Vásquez, se le concedió el ascenso póstumo al grado de capitán de la Guardia Civil y el gobierno del general de división E.P. Francisco Morales Bermúdez Cerruti, mediante el D. S. N° 028-78/IN de fecha 29 de agosto de 1978, lo declaró héroe policial. Más adelante, mediante la ley 24658 del 24 de abril de 1987, el Congreso de la República lo declaró héroe nacional. El capitán Alipio Ponce Vásquez, es un referente para las nuevas generaciones de integrantes de la Policía Nacional del Perú, por ello se guarda su memoria y ejemplo en el sitio de honor de sus altares más sagrados, por ofrendar heroicamente su vida en defensa de la patria y de la sociedad.


Publicado por raulcornejo @ 1:32  | Historia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios