Jueves, 29 de junio de 2017

Por: Raúl Cornejo Coa -

En el Perú, el 29 de junio de cada año es feriado por motivo de celebrarse principalmente la festividad religiosa de San Pedro y San Pablo. Adicionalmente también se conmemora el “Día del Pescador” y el “Día del Papa”, ya que San Pedro también fue pescador y el primer sucesor de Cristo. Además en esa misma fecha se recuerda el “Día del sacrificio del mártir José Olaya Balandra”, otro pescador que durante la lucha de la independencia por el Perú ofrendó su vida por la patria.

San Pedro fue el principal discípulo de Jesucristo y su nombre inicial fue Simón. Un día Jesús subió a su barca y desde ahí empezó a enseñar a la gente. Luego entraron a la parte honda del lago y recogieron abundante pescado, a tal punto que las redes se rompían, a pesar que en la noche anterior los pescadores no habían encontrado nada. Simón estaba asustado por la gran pesca, sin embargo Jesús le dijo: “No tengas miedo; desde ahora serás pescador de hombres”. Es así como Jesús eligió a este hombre sencillo y humilde, como su sucesor y cabeza de la iglesia cristiana y por ello se le considera como el primer Papa.

Por su parte San Pablo, antes de unirse a Jesús se llamaba Saulo, fue un tenaz perseguidor de los cristianos. Un día que se dirigía a las sinagogas de Damasco a buscar a los que seguían el nuevo camino, fue deslumbrado por una luz intensa y Jesús le habló: ¿por qué me persigues?, luego le indicó: “Levántate y entra en la ciudad; allí te dirán lo que debes hacer”. Saulo quedó ciego durante tres días, luego Jesús envió a un creyente llamado Ananías para que le restablezca la visión. Este fue el motivo para que cambie radicalmente, pasando a ser un gran predicador que demostraba gran valentía y convicción, constituyéndose en una de las fuentes más significativas de la fe cristiana.

¿Y porque el 29 de junio se celebra a San Pedro y San Pablo?. El motivo, según las fuentes históricas, es que justamente un día 29 de junio del año 258 después de Cristo, los cristianos de esa época trasladaron los restos mortales de los dos apóstoles, San Pedro y San Pablo, a unas galerías subterráneas cerca al cementerio de San Sebastián en Roma, a las que se conocían como catacumbas, para resguardarlos y evitar que sus cuerpos sean sustraídos por los opositores a la fe cristiana.

Respecto a la celebración del “Día del Pescador”, se celebra en alusión a Pedro, que fue un humilde pescador y la vida de los pescadores es muy sacrificada, ya que tienen que estar horas, días y hasta semanas alejados de su familia, buscando con mucha fe y esperanza tener una buena pesca, exponiéndose al frío, la humedad, los vientos, a los peligros del mar, de los lagos y de los ríos, todo para proveernos de los peces para nuestro alimento diario. Esto hace que el pescador por su importante trabajo, sea una persona admirable y digna de reconocimiento para todos.

El “Día del Pescador” se celebra en todo el litoral peruano y en los demás lugares donde se realiza la pesca, especialmente en Chorrillos, el Callao, Chimbote, Huanchaco, etc. En la ciudad de Iquitos, es tradicional la celebración de la fiesta patronal de “San Pedro y San Pablo” en el sector de Bellavista Nanay, en el distrito de Punchana, donde confluye gran cantidad de gente para presenciar la realización de actividades religiosas, culturales, gastronómicas, deportivas, etc., así como participar en los paseos y desplazamientos por el rio Nanay en las numerosas embarcaciones fluviales dedicadas al transporte de pasajeros.

En esta fecha también recordamos el sacrificio heroico del pescador chorrillano y mártir José Olaya Balandra, quien durante la época de la independencia del Perú en circunstancias que los españoles retomaron Lima, llevaba en su embarcación y a nado, las cartas que mantenían comunicados a los patriotas de Chorrillos con los del Callao. Un día fue capturado por los españoles, pero, antes prefirió tragarse las cartas, por lo cual fue sometido luego a crueles torturas para que revele los nombres de sus contactos y por negarse a delatarlos fue fusilado el 29 de junio de 1823. Antes de morir pronunció las siguientes palabras: “Si mil vidas tuviera, gustoso las daría por mi Patria”. José Olaya, es honrado también por el Ejército del Perú como el “Patrono del Arma de Comunicaciones”.

Finalmente, además del descanso de las actividades diarias, invoco a ustedes en esta fecha que es feriado en el calendario nacional, a reflexionar un poco respecto a los buenos ejemplos de San Pedro y San Pablo como modelos de fe cristiana, a reconocer el importante trabajo del Papa y de nuestros hermanos pescadores, así como también valorar el sacrificio de nuestro mártir José Olaya Balandra, símbolo de heroísmo y amor a la patria.


Publicado por raulcornejo @ 16:32  | Efem?rides
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios